Campaña del mes


Campaña Septiembre 2008


  • Ilegalmente rubia
  • Read me
  • Botona
  • Glamorosa basofia
  • Bonjour pedazo de zoquete!
  • Delirios
  • Tenemos que hablar
  • Mujer gorda
  • Poco recomendable
  • Yo... la peor de todas
  • Yo necesito que vos pienses
  • AutoLiniers
  • Recorriendo el laberinto
  • Agarráte Catalina!
  • That's all I'm saying
  • Maguila
  • Baba de diablo
  • Pájaro en mano
  • Melquíades
  • Bebulan
  • Bien ahí
  • El té de las seis
  • I wanna be sedated


  • Manteca rancia...


    Verdades Diarias - El primer blog de Fran...


  • Blogdir
  • Claro
  • Frank Lourenço
  • Diccionarios
  • Te adopto
  • A.P.E.M.A
  • Travis On line
  • Televisión.com.ar
  • Ciencias de la Comunicación
  • Lola Complementos
  • Revista Alrededores
  • Facebook
  • Taringa!


  • Sponsors fiesteros...


    Locos y Derrochones...

    Blogger...

    Vamos! dilo de una buena vez...

    argentino.com.ar MaT está en
    Argentino.com.ar


    Estadisticas Gratis

    Fran en papel...





    "El" mail...


    Quejas, NO!

    jueves, marzo 06, 2008

    Todo por la pizza


    El lunes recibí la grata noticia que había vuelto al talle 40 de pantalón. Qué efímero puede resultar. Primero porque yo no soy de cuidarme ni tampoco de estar todo el día comiendo. Segundo porque es un talle nada más y no es que estoy en peligro de muerte por obesidad. Me siento un taradito que sólo piensa en su peso. No es así.

    Casi al unísono detecté que se me está cayendo el pelo mal, pero mucho, me siento absolutamente calvo. Y esto puede parecer efímero también, pero no es así, no. Primero porque a la mayoría se nos vuelan las chapas y segundo porque según mi familia, tengo tendencia hereditaria. Aunque cerca de los 28 años aun mantenga el 90% de mi cabellera de principe valiente.

    También me muerdo las uñas, tengo manos anchas y dedos cortos como mi viejo, no soy ni alto ni petiso, tengo pies feos, pestañas cortas y tengo culo de pato. Pero contra todo esto, haciendo contraste, tengo todo en su lugar, o eso considero. El culo está duro y la papada está controlada.

    Igual se preguntarán a qué viene todo esto, y creo saber cuál es la respuesta: que hace más de dos meses que no como pizza comprada. Ahí tienen una excusa por la imagen que puse. A mi no me molestaría volver al talle 42, ni tener una leve papada o usar al culo como depósito de harinas... yo quiero un poco de pizza che, provolone con jamón, napo, o de cancha, al-go!

    Estoy en crisis absoluta y mi cuerpo no hace más que pedir harinas y demás panificados, y hago un llamado al Estado: Hagan algo con el precio de la papa en nombre de mi humor.

    (Es cuestión de días para que me engorde todo, sepan aprovechar mi figura)

    Etiquetas:

    Derrochado x Fran a las 8:21 p. m.