Campaña del mes


Campaña Septiembre 2008


  • Ilegalmente rubia
  • Read me
  • Botona
  • Glamorosa basofia
  • Bonjour pedazo de zoquete!
  • Delirios
  • Tenemos que hablar
  • Mujer gorda
  • Poco recomendable
  • Yo... la peor de todas
  • Yo necesito que vos pienses
  • AutoLiniers
  • Recorriendo el laberinto
  • Agarráte Catalina!
  • That's all I'm saying
  • Maguila
  • Baba de diablo
  • Pájaro en mano
  • Melquíades
  • Bebulan
  • Bien ahí
  • El té de las seis
  • I wanna be sedated


  • Manteca rancia...


    Verdades Diarias - El primer blog de Fran...


  • Blogdir
  • Claro
  • Frank Lourenço
  • Diccionarios
  • Te adopto
  • A.P.E.M.A
  • Travis On line
  • Televisión.com.ar
  • Ciencias de la Comunicación
  • Lola Complementos
  • Revista Alrededores
  • Facebook
  • Taringa!


  • Sponsors fiesteros...


    Locos y Derrochones...

    Blogger...

    Vamos! dilo de una buena vez...

    argentino.com.ar MaT está en
    Argentino.com.ar


    Estadisticas Gratis

    Fran en papel...





    "El" mail...


    Quejas, NO!

    jueves, noviembre 20, 2008

    Con V de vincha

    Siempre me pasa lo mismo. Llega julio o noviembre y yo para optimizar mis tiempos y mi desempeño académico (?) me la paso leyendo de sol a sol y durante un par de semanas suspendo mi vida. Y la suspendo a tal punto que dejo de hacer todo lo que no sea: acicalarme, comer y mucho, leer y dormir. Bueno, no, también encuentro mis espacios recreativos y me toqueteo pero con cierto apuro y culpa.
    Con respecto a esto último me pasa algo particular. Me di cuenta que en el transcurso de las semanas demoledoras, si me toco para darme placer (?) no sólo lo hago con un mínimo de culpa por el tiempo perdido, sino que me enojo conmigo mismo si tardo en acabar... ¡Pero la puta madre, dale, salí! (y los apuntes yacen en el escritorio mirándome, abiertos en páginas llenas de colores que los resaltadores han impuesto) Tampoco niego que más de una vez me dan ganas de darle un bife al pene.
    Esas son las cosas que pasan cuando la cabeza está en otro lado. Paradojicamente.

    Decía que me abstraigo de mi realidad, que a mi lado pasa la vida y yo sigo leyendo, mezclando contenidos de las materias, desgrabando entrevistas o escribiendo algún que otro artículo. Se me pasa la vida y voy juntando ropa que debería poner a lavar en el tacho para la ropa sucia que compró mi viejo y que tiene forma de vaquita de San Antonio (volveremos sobre este tema), voy juntando pelo del perro en el piso de mi habitación a tal punto de si quisiera podría armar otro perro con tanto pelo caído, no leo diarios ni veo noticieros, apenas oigo música pero me la paso pelotudeando en Internet, no hago la cama, no me afeito y para leer me ato el pelo o me pongo una vincha (no se si vincha es con v)

    Ahora estoy estirando demasiado el hecho de ir a vacunarme contra la rubéola y mi padre ya pegó el grito en el cielo y dijo que no me daba el auto hasta que no le presente el certificado (Highlights: rubéola, padre, auto). Claro que le dije que me sentía una vaca presentando papeles que liberaran falsas sospechas de aftosa en mí. O mal de la vaca loca. Pero él dice que no le importa, que si las vacas tienen papeles, yo también debería tenerlos.
    Claro, las vacas tienen papeles para que después las maten, yo sólo necesito el certificado para usar el auto. Y espero no matarme. Que sé yo, ya eso me excede.

    En otro orden de las cosas, estoy dejando pasar algo muy importante: darle el refuerzo de la rabia a mi cachorro que debe estar ya pesando 40kilos. O más, porque largó un culo terrible, como el padre.
    Cuestión que hoy, en mi primer día de vacaciones cortas (antes de finales) llamé al veterinario para consultarle sobre el temita este y cuando me dijo el precio de la vacuna más la aplicación CREO que suspiré de tal modo que le di tanta lástima que me sugirió que se la aplique yo, a lo que inmediatamente imaginé agujereándole un riñón al perro y llorando por el resto de mi vida.

    Y no, pensé, no puedo llorar tanto porque se me vienen los finales y ahí voy a tener que suspender de nuevo mis emociones, por lo menos hasta navidad.

    Etiquetas:

    Derrochado x Fran a las 12:51 a. m.