Campaña del mes


Campaña Septiembre 2008


  • Ilegalmente rubia
  • Read me
  • Botona
  • Glamorosa basofia
  • Bonjour pedazo de zoquete!
  • Delirios
  • Tenemos que hablar
  • Mujer gorda
  • Poco recomendable
  • Yo... la peor de todas
  • Yo necesito que vos pienses
  • AutoLiniers
  • Recorriendo el laberinto
  • Agarráte Catalina!
  • That's all I'm saying
  • Maguila
  • Baba de diablo
  • Pájaro en mano
  • Melquíades
  • Bebulan
  • Bien ahí
  • El té de las seis
  • I wanna be sedated


  • Manteca rancia...


    Verdades Diarias - El primer blog de Fran...


  • Blogdir
  • Claro
  • Frank Lourenço
  • Diccionarios
  • Te adopto
  • A.P.E.M.A
  • Travis On line
  • Televisión.com.ar
  • Ciencias de la Comunicación
  • Lola Complementos
  • Revista Alrededores
  • Facebook
  • Taringa!


  • Sponsors fiesteros...


    Locos y Derrochones...

    Blogger...

    Vamos! dilo de una buena vez...

    argentino.com.ar MaT está en
    Argentino.com.ar


    Estadisticas Gratis

    Fran en papel...





    "El" mail...


    Quejas, NO!

    domingo, noviembre 16, 2008

    Sábados

    Para mí, las noches de sábado son tristes. Son tristes porque el domingo me levanto temprano para ir a laburar y por ende el sábado en sí engloba no salir hasta tarde, no boludear tanto y dormir a cualquier precio lo más que pueda. El sábado es como esa última bala que debe tener el héroe de turno en su más peligrosa arma y que guarda celosamente por si el peligro acecha y pone en juego la vida del mismo. Después resulta ser que el proyectil no se usa, o en el mejor de los casos se dispara pero nunca sale o un villano roba el arma y nos mata con la sagrada última bala.
    Mis sábados son así, siempre están a punto de ser algo más brillante que cualquier otro día, siempre tienen la sensación de ser el sábado y siempre gira en torno a auspiciosos planes que por supuesto, quedan en el más cercano de los olvidos.

    Cualquiera pensaría que llevo una vida aburrida, y no se equivoca; aun así, mis sábados conservan una gloria que pocos entenderían, ya que se mezclan las horas con música o imágenes ruidosas y llamativas que el televisor ofrece, con algunos gritos lejanos de mi madre y con los olores particulares que mi enorme perro va despidiendo, anunciando que se va a cagar muy pronto.

    Hoy, mi sábado es uno más y uno especial: para comenzar estamos con mi vieja solos en la casa (mi viejo está en la casa de la novia y mi hermano se fue a Zarate de campamento, está mal de la cabeza). Cenamos unas milanesas riquísimas como hacía tiempo que no ya que seguro nos estaban vendiendo carne de vaca vieja. Hablé eternos minutos con una personita más que especial que está transitando las primeras horas de su divorcio. Tomamos té con budín inglés porque hace frío y cuando hace frío hay que hacer cosas de invierno y finalmente limpiamos a full el living donde prontamente instalarán el aire acondicionado, que claro, ahora si sigue este fresco me lo voy a tener que insertar en el orto por más que me lastime.

    El sábado se va, o ya se fue, y entre música de Mariano Otero recorriendo cada rincón de la casa y la obligación de leer textos sobre situaciones de interacción comunicacional y estigmas en individuos, me como un Danette de vainilla pero como no me alcanza con esa mierdita de postre, supero mis limites y le agrego dulce de leche con exageración, lo cual me está causando un empalague tal que voy a vomitar.

    El perro me mira y mi vieja yace en su cama oyendo Radio 10.

    Etiquetas:

    Derrochado x Fran a las 12:16 a. m.